COLIMA, Col., 10 de octubre de 2018.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró de manera total/temporal una carpintería ubicada en la colonia Fátima, en la capital colimense que operaba en la ilegalidad, por no contar el aviso de funcionamiento que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En el comunicado se detalla  que adicionalmente, personal de esta Procuraduría aseguró de manera precautoria 2.308 metros cúbicos de madera de la especie rosa morada (Tabebuia rosea), en presentación de polines y cuartones, al no amparar la legal procedencia de la materia prima forestal con la documentación oficial correspondiente.

Ante el funcionamiento ilegal de la carpintería y por no acreditar durante la diligencia la legal procedencia de la materia prima forestal citada, personal de la Profepa impuso como medida de seguridad la clausura total/temporal de dicho establecimiento y el aseguramiento precautorio de la madera.

Lo anterior, de conformidad con lo señalado en el Artículo 170, Fracciones I y II, de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA).

Durante la inspección forestal, los inspectores determinaron que el establecimiento se trataba una carpintería, por el equipo y herramienta encontrada en el mismo, tales como: una sierra cinta con volante de 75 centímetros de diámetro, una canteadora, un cepillo, una sierra radial, un compresor, un trompo, un taladro, bancos de trabajo y diversa herramienta manual.

El inspeccionado podría hacerse acreedor a una multa por el equivalente de 100 a 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización, de acuerdo con lo señalado en el artículo 157 fracción II, de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, así como al decomiso de la madera en caso de no presentar el aviso de funcionamiento y la documentación que acredite la legal procedencia de los productos forestales, independientemente de las sanciones penales que resulten.

El inspeccionado fue informado de las penas y sanciones a las que podría hacerse acreedor en caso de quebrantar alguno de los sellos colocados por la Profepa, de conformidad con lo previsto en el Artículo 187 del Código Penal Federal.