COLIMA, Col., 10 de abril de 2020.- Debido a la pandemia del coronavirus, empresas como la industria restaurantera estamos evolucionando solo al servicio a domicilio, para el cual también hemos extremando las precauciones necesarias para evitar esparcir el virus.

De acuerdo con el presidente de la delegación Colima de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC), Jesús Santana, señaló que “nosotros no solo estamos evolucionando nuestro modelo de negocios, sino que estamos cuidando desde que el personal salga de su casa lo haga en un vehículo compartido en donde vengan solo los trabajadores, cuando lleguen se desinfecten completamente y pasen a trabajar, además que estén cuidando las medidas higiénicas recomendadas”.

Agregó que “además, los repartidores que llevan las comidas ya no entras a los restaurantes, se esperan en un área especial, todos los paquetes los sanitizamos, los enviamos y les pedimos a nuestros clientes que hagan lo mismo al llegar, que reciban la bolsa, la destruyan y todo lo que va en el interior les ponemos etiquetas, además hay algunos restaurantes que mandan un botecito de alcohol o de gel por si en casa no tienes puedas desinfectar fácilmente todo lo que venga por ahí”.

Santana Linares expuso que la pandemia de coronavirus ya alcanzó a la sociedad mexicana, y por ende a la colimense, que deberá enfrentarla de la mejor manera, una, resguardándose en sus casas y otra, en el sector empresarial, en la medida de las posibilidades trabajando, pues “ya entendimos y de la peor manera que el gobierno federal no nos apoyará”.

Reconoció como correctas las medidas más estrictas impuestas por el gobernador del estado, José Ignacio Peralta Sánchez, en donde “mientras más nos apretemos en las medidas creo que podemos tener un horizonte un poco más certero, pero sigo viendo todavía que la sociedad no estamos entendiendo claramente que es lo que está pasando, creo que debería ser algo más estricto, debemos ponernos ya las pilas todos porque cuando ya empecemos a saturar los espacios de salud como son hospitales y clínicas, va a ser demasiado tarde”.

Señaló que en el ámbito económico, “ya sabemos que estamos en una catástrofe, que ya se asomó y está tomando posesión de nuestra industria y todos los demás sectores por lo que de una u otra forma ya sabemos que estamos perdidos, lo que nos toca es aferrarnos a la salud, a la vida y creo que todas las decisiones que se tomen ahorita deben ser en torno a estar bien, a estar sanos, a cuidarnos, a que la dispersión de la pandemia baje en nuestro estado, viendo los demás escenarios de otros países creo que estamos ante una catástrofe no solo de salud, sino de seguridad, que también se nos viene encima”.

“Es hora de hacer dos pasitos para atrás, quedarnos en casa, resguardarnos, las actividades esenciales como la de nosotros ya estamos evolucionando solo al servicio a domicilio ya que estamos extremando las precauciones”, indicó.

El líder de los restauranteros asociados refirió que en el sentido económico ya entendimos que esto es un fracaso, “ya entendimos que el gobierno federal no nos quiere ayudar ni nos va a ayudar, lo que vamos a hacer es trabajar como siempre lo hemos hecho, con la sociedad de Colima que son quienes siempre nos abrazan, los que siempre están ahí sacando la casta por todos nosotros y nosotros también vamos a hacer lo mismo”.

Indicó que “vamos a procurar, en la medida de lo posible, no perder tantos empleos y en cuanto podamos salir a la calle, empezar a dar empleos, endrogándonos más, hipotecando más, pidiendo prestado, trabajando poquito, unidos que como sociedad va a ser lo único que nos va a salvar y para todo esto se necesita tener salud, y si las medidas van a ser estrictas, que sean duras pero que sean de piso parejo, porque es ahí en donde mucha de la sociedad que todavía no ha entendido, ve que en unos lados de la ciudad si lo están acatando y en otros no, entonces creo que solo estamos alargando este proceso”.