COLIMA, Col., 13 de octubre de 2020.- El coordinador de la Guardia Nacional en Colima, Domingo Tito Bahena Salgado, aseguró que por el momento no hay amenazas en contra de los elementos de la corporación, y que fue fortuito el hecho registrado en contra uno de ellos cuando el pasado sábado 10 de octubre, un comando a bordo de cuatro vehículos, privara de su libertad a un oficial perteneciente al Batallón de Caminos.

En entrevista colectiva dijo que el elemento se encontraba realizando sus labores del Operativo Casco, que es estar monitoreando a los motociclistas que transitan por ese lugar y que estén portando el casco o documentación, y destacó que el oficial no estaba solo en el crucero a Madrid de la carretera a Manzanillo, informando que eran dos patrullas las que realizaban dichas labores, pero una de las unidades tuvo que retirarse para revisar un vehículo, lo que fue aprovechado por los presuntos delincuentes para realizar este hecho delictivo.

Reiteró que consideran que el hecho fue fortuito, “pensamos que estaba en el lugar idóneo, y ellos aprovecharon la confianza de que tal vez esperaban ahí, y vean la capacidad de cómo actuaron”, expuso.

Negó conocer qué grupo delictivo realizó este hecho, pero refirió que gracias a la coordinación existente entre las autoridades federales, estatales y municipales se pudo dar con el paradero del elemento el cual se encontró ileso.

Indicó que esta articulación de trabajo coordinado, espera sea también considerada por la ciudadanía para darles confianza de que se trabaja para toda la sociedad.

Acudimos -dijo- a todos los llamados del C5i, ya sea de día o de noche.