COLIMA, Col., 11 de septiembre de 2020.- Luego de que el Comando Operativo Estatal Covid-19 determinó mantener los horarios de cierre de restaurantes-bares hasta las 12 de la noche de sábados y domingos y, seguir funcionando así, en tanto continúe en máximo riesgo (rojo) por el Covid-19, el presidente en la entidad de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Felipe de Jesús Santana Linares, lamentó esta decisión ya que se le entregó un escrito al gobernador Ignacio Peralta Sánchez, para que se permitiera el cierre a las 2 de la mañana.

Refirió que el escrito que entregamos no fue leído a conciencia ni pensado, ya que los restauranteros son quienes más cuidan el tema de salud, “lo que nos referimos que el tema de medidas de horario nos afecta directamente a la hora de hacer negocio, no vendemos lo necesario entre semana, qué caso tiene que nos den permiso hasta las 2 de la mañana entre semana, cuando el fin de semana es cuando la gente sale”.

Resaltó que la ventaja de que estemos ahí es que nosotros si cuidamos las medidas sanitarias y las protocolos, nosotros le ayudamos a la Coespris; las medidas sanitarias nosotros las investigamos y planteamos, ahí tenemos evidencia de emails, chats, todo lo que rebotamos con Coespris explicándolo como hacerlo”.

Expresó que los fines de semana se hace un poco más de economía, no vendemos lo necesario para subsistir, pero nos ayuda a sacar nomina con lo que se cuida empleo y seguridad, etcétera.

Señaló que vemos, en redes sociales, como en Manzanillo está lleno en todos los lugares hasta las 4 de la madrugada, “en esos lugares se aseguran que medidas sanitarias se cuidan, que gran ayuda le damos a la población que sale a distraerse, le ayudamos al sistema porque hacemos cultura de cubrebocas, sana distancia y lavarse las manos”.

Santana Linares dijo que Canirac se esperará, “pedimos al gobernador que nos diera una respuesta, la que nos dieron ayer es del ‘patrón técnico’, el patrón es el gobernador y esperaremos el comunicado que nos dé el gobernador, la explicación a la industria gastronómica que da buenos empleos y muchos negocios queremos que salgan, confiamos que dará alguna respuesta y si es no, él nos dará sus razones y ya en ello nosotros nos iremos al plan B”.

Adelantó que en caso de no haber una respuesta favorable pudieran hacer otro tipo de acciones, “como dirigente traigo mucha presión de restaurantes, de bares, de todos aquellos que hacen comercio a través de gastronomía, están desesperados, tenemos que responderle como Cámara y debemos llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes”.

Indicó que la autoridad les ha dicho que traen en sus hombros un gran peso con el que ya no pueden, “pero reiteramos que somos aliados, que nos hagan caso, que se den cuenta de que 4 a 5 elementos que revisan el estado no pueden hacerlo en toda la entidad… claro que tenemos una estrategia preparada, (pero) nos esperaremos a la respuesta que nos dé el gobernador.

Con información de PP