COLIMA, Col., 30 de noviembre de 2018.- Un grave problema de vialidad peatonal, es el que se presenta en esta época de fin de año en la calle Emilio Carranza, también conocida como La Diagonal de la capital colimense, una de las más transitadas por vehículos y personas que van al centro histórico, donde algunos comerciantes ambulantes o de temporada, se posesionan de las banquetas obstruyendo el paso de la gente, especialmente de la que tiene capacidades diferentes y usa silla de ruedas, así como de adultos mayores y de mamás con carriolas.

Vecinos de esta importante vía de comunicación urbana se quejaron de lo anterior y denunciaron que en esta temporada por el Docenario Guadalupano y la navidad, el tránsito vehicular y peatonal se eleva en gran medida, y el problema para las personas se agrava ante la complacencia de la autoridad municipal que en el mejor de los casos es omisa ante la actitud de los comerciantes que invaden las banquetas y áreas para peatones.

Además, los vecinos de la calle Emilio Carranza también denunciaron que los comerciantes de temporada prohíben a los habitantes del lugar estacionar sus vehículos afuera de sus casas, para ellos ocupar esos lugares con mercancías en exhibición, afectándolos de esta manera con la complacencia de las autoridades municipales.

Igualmente revelaron que los vendedores callejeros ponen en riesgo al vecindario al comercializar algunos de ellos pirotecnia en pleno centro de la ciudad capital, motivo que los tiene preocupados.

La demanda al Ayuntamiento de Colima es para que ponga orden con los comerciantes de la calle Emilio Carranza y garantice el derecho de los personas a circular por las banquetas y áreas peatonales con seguridad y sin riesgos para nadie.