GUADALAJARA, Jal., 11 de enero de 2020.-Luego del trago amargo que hicieron pasar inspectores del Ayuntamiento de Guadalajara a la cantante urbana, Flor Amargo, a quien despojaron de su equipo por no contar con permiso para ofrecer su show en la vía pública, el alcalde de Guadalajara, Ismael del Toro, se disculpó con la cantante y señaló que falló el criterio de sus inspectores.

El altercado y despojo de sus pertenencias de la cantante urbana Flor Amargo se registró la tarde-noche de ayer viernes en cuando la cantante presentaba un espectáculo consideraron un espectáculo de amor sobre el Paseo Fray Antonio Alcalde junto a Catedral cuando fue interrumpida por personal del ayuntamiento y policías municipales.

Más información aquí.