COLIMA, Col., 2 de mayo de 2019.- Autoridades judiciales reportaron el descubrimiento de una fosa clandestina en cuyo interior fueron localizados los cadáveres de cinco personas.

Dicho hallazgo fue detectado entre los límites de Manzanillo, Colima, y el municipio de Cihuatlán, Jalisco.

Según la información, la cual es hasta el momento extraoficial, el descubrimiento fue realizado por vecinos del lugar en donde varias unidades de diferentes corporaciones de seguridad se movilizaron hacia el lugar de los hechos.

Entre las versiones, se destaca que los cuerpos pertenecían a un hombre de 65 años de edad aproximadamente; otros dos hombres de 35 años; uno más de 20 años de edad y una mujer de 16 años de edad.

Los cuerpos presentaron signos de tortura, huellas de estrangulamiento mientras que la menor presentaba impactos de bala en diferentes partes de su cuerpo.

Hasta el momento las autoridades no han corroborado la información.

Los cuerpos fueron descubiertos parcialmente sepultados y fue una llamada anónima lo que alertó a las autoridades.

Cabe hacer mención que éste es el tercer descubrimiento de fosas clandestinas en lo que va del año 2019.

El primero ocurrió en el municipio de Tecomán, en la localidad de Santa Rosa, el pasado 6 de febrero, donde fueron localizadas 11 fosas en cuyo interior descubrieron 69 cuerpos y ha sido considerado el mayor hallazgo de cadáveres del que se tiene registro.

El segundo hecho fue también en Tecomán pero en la localidad de Caleras, el pasado 28 de marzo donde descubrieron tres fosas con cuatro cuerpos.