AQUILA, Mich., 12 de septiembre de 2020.- Este sábado al medio día, la Comunidad Indígena de Santa María Ostula inició una movilización pacífica en la carretera costera de Michoacán, en la localidad de Xayakalan donde está suspendido el paso de vehículos, en apoyo a los normalistas de Cherán que fueron detenidos por la policía, entre los que hay cuatro jóvenes originarios de este pueblo nahua.

La comunidad indígena de Santa María Ostula exige la inmediata liberación de los jóvenes, Juan Manuel Zambrano Santos, Aldo de Jesús Nasario, Juan Felipe Serrano Buelvas y Sergio Arceo Guzmán originarios de esta comunidad.

Además, se dio a conocer que la movilización pacífica iniciada este sábado se realiza por acuerdo de asamblea a petición de los familiares de los cuatro jóvenes de Ostula detenidos.

La Comunidad Indígena de Santa María Ostula antes de la movilización en la carretera costera de Michoacán emitió un comunicado, el que por su interés se reproduce textualmente:

A todos los medios de comunicación,

A las organizaciones sociales,

Al Congreso Nacional Indígena,

Al Consejo Indígena de Gobierno,

A la población en general,

Comunicado:

La comunidad indígena de Santa María Ostula exige la inmediata liberación de los siguientes jóvenes, Juan Manuel Zambrano Santos, Aldo de Jesús Nasario, Juan Felipe Serrano Buelvas y Sergio Arceo Guzmán originarios de esta comunidad.

Estos jóvenes, normalistas de reciente ingreso de la Escuela Normal Indígena de Michoacán, fueron detenidos junto con otros 19 estudiantes mientras se trasladaban en un autobús de la empresa Parhíkuni hacia el estado de Tlaxcala para asisitir a una marcha conmemorativa de la normal en aquella entidad.

Debido a una denuncia de robo, emitida por la empresa, agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y efectivos de la Unidad de Restablecimiento del Orden Público de la misma institución, realizaron un operativo en conjunto con la División Estatal de Caminos de la Policía Michoacán el día de ayer, 10 de septiembre en el tramo de la caseta de cobro del municipio de Zinapecuaro, en la carretera de Occidente.

Fueron detenidas 23 personas que, según reportes mediáticos, quedaron a disposición de la Fiscalía General del Estado para determinar su situación legal.

Sin embargo, queremos subrayar que estos jóvenes no robaron ningún vehículo ni son delincuentes, son estudiantes y estaban trasladándose en un autobús en calidad de préstamo, ya que el presupuesto estatal y federal para apoyo a estudiantes es casi inexistente y no hay presupuesto para traslados.

Exigimos que sea retirada la demanda de robo y que se les ponga en inmediata libertad, ya que el operativo y su detención son injustificadas.

También condenamos la acción violenta por parte de la Policía Michoacán al lanzar un autobús de la institución en contra de estudiantes normalistas de Tiripetío que se manifestaban pacíficamente por la libertad de sus compañeros. El terrible ataque ocurrió la mañana de este 11 de septiembre en la carretera Morelia-Pátzcuaro, dejando a 9 estudiantes lesionados.

El gobierno estatal encabezado por Silvano Aureoles ha tenido una política represiva contra cualquier acción de protesta, esta ha sido su respuesta a la demanda de mejoras en la educación.

En caso de no dejar en inmediata libertad a los estudiantes detenidos la comunidad indígena de Santa María Ostula, tomará las acciones necesarias para conseguir este objetivo, en apoyo a la educación crítica y popular de Michoacán.

¡Nunca más un México sin nosotros!