AQUILA, Mich., 3 de octubre de 2019.- Este jueves, una gran inconformidad en contra de Ternium es la que hay en la Comunidad Indígena de San Miguel Aquila, por la contratación de maquinaria y equipos de volteo que están llegando de fuera a trabajar en la mina, lo que es objetado por los contratistas aquilenses que se quejan de que con este tipo de acciones la empresa minera les quita trabajo y no respeta el acuerdo de dar prioridad a los compañías locales.

Molestos, denuncian presunta corrupción en el otorgamiento de contratos, y preguntan cuál es el nuevo precio que no se les dio en Aquila para que traigan empresas de fuera con camiones viejos, que aseguran a los contratistas aquilenses no les permitirían meter a trabajar.

Y remataron, no cumplen los convenios, tomaremos medidas para que cumplan y dejen de pedir botellas de vino, comidas y préstamos sin retorno.