COAHUAYANA, Mich., 16 de octubre de 2020.- Este jueves, en el salón de reuniones de la alcaldía coahuayanense, se celebró una rueda de prensa denominada La Voz de los alcaldes ante la crisis municipal, en la que el anfitrión del evento, el edil Roberto Nevarez, informó el riesgo de colapso total que hay en los ayuntamientos por la crítica situación económica que se vive como consecuencia de los recortes presupuestales, que se dijo empezaron a darse desde el mes de mayo anterior.

Avalado por los representantes de Aquila y Arteaga, el presidente del Gobierno de Coahuayana dijo que estas conferencias de prensa colectivas son para informar a la ciudadanía la situación real de las finanzas municipales, de la crisis que se sufre por falta de dinero para atender a la población, misma que está llevando a los ayuntamientos de Michoacán a la inoperatividad y a la ingobernabilidad, pero sobre todo a un problema de justicia social que puede derivar en violencia y rebeldía popular a la autoridad por la afectación a los servicios que se deben prestar a la gente.

Roberto Nevárez dio a conocer que el gobernador Silvano Aureoles en reuniones con alcaldes en Morelia, personalmente les da las malas noticias de los recortes al presupuesto, y que les dijo que a partir de ahora los ayuntamientos deberán vivir de lo que sean sus recaudaciones municipales, indicando que estas no alcanzan para satisfacer el gasto operativo de la mayoría de los gobiernos de los municipios de Michoacán, ni para seis meses del año, por lo que necesariamente requieren el apoyo federal y estatal para salir adelante.

Por su parte, el secretario del Ayuntamiento de Arteaga, Gonzalo Mellín, dio a conocer que para enfrentar la crisis los gobiernos municipales han entrado en una austeridad completa que los ha llevado a recortar gastos, mencionando que en su municipio el personal de confianza en solidaridad con el alcalde Bernardo Zepeda y con la población, se bajaron a la mitad su sueldo para que no se despida a los trabajadores operativos que atienden los servicios públicos, lo que calificó como un paliativo y no como solución al problema de la falta de recursos económicos en que los tienen los recortes presupuestales.

En su turno, el tesorero del Gobierno de Arteaga, Luis Maldonado, mencionó que el 2020 está siendo un año totalmente atípico para los ayuntamientos, que no ve la luz al final del camino y no saben cómo va a terminar el año, manifestando que no pueden ver con optimismo el futuro y solo se espera el colapso de no encontrar una estrategia que remedie el problema originado por los recortes al presupuesto, finalizando su intervención señalando que los gobiernos municipales de Michoacán están viviendo la tormenta perfecta para la crisis económica y la pandemia que tiene sin dinero a la gente para pagar sus impuestos, servicios y derechos.

Finalmente se exhortó a la ciudadanía a informarse de la situación que viven los ayuntamientos, y a colaborar pagando sus impuestos y servicios, indicando que lo recaudado se devuelve en obras, así como también invitaron a la población en general a involucrarse en la solución de los problemas de sus comunidades o barrios, previendo que será la única manera de salir adelante porque dinero ya se está viendo que no hay y quien sabe hasta cuando haya.