CIUDAD DE MÉXICO, 11 de octubre de 2018.- Javier Duarte de Ochoa se defiende una vez más. El ex gobernador de Veracruz se aferra a su inocencia y reafirma en una carta que la Procuraduría General de la República (PGR) miente y no tiene ninguna prueba de los delitos que se le acusan y por los que incluso ha sido sentenciado a nueve años de cárcel, por eso es que sonreía en Guatemala cuando fue detenido para luego ser extraditado.

En una carta que envió al periodista Ciro Gómez Leyva y que leyó en su emisión para Grupo Fórmula la mañana de este jueves, Duarte de Ochoa asegura que todo era un “show mediático” y confesó que se declaró culpable porque no tenía probabilidades de ganar el juicio.

Más información aquí.