Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Café al momento / Noemí Herrera

Noemï Herrera / Quadratín Colima
 
| 30 de junio de 2017 | 10:28
 A-
 A+

Derecho a la Identidad

El día de hoy, 30 de junio, concluye el Mes Internacional del Orgullo LGBTTTI en la capital del país, esto debido a un acuerdo suscrito por el jefe de gobierno de la ciudad de México, en el que deja de manifiesto el interés por construir en el centro de la República una sociedad basada en el respeto, la libertad y la no discriminación; lo cual invariablemente tiene repercusiones en muchos otros ámbitos de nuestra convivencia social, en donde el eje articulador por excelencia es el respeto a los derechos humanos.

Dentro de la gama de derechos fundamentales, encontramos el de la identidad, identificado como aquella garantía que tiene un menor para contar con nombre, apellido, nacionalidad, sexo, fecha de nacimiento y en la medida de lo posible filiación y origen; lo cual a través de la inscripción ante el registro correspondiente, constituye la “visibilización” de una persona ante la sociedad.

En este sentido es destacable la labor llevada a cabo por el Instituto Nacional Electoral (INE) en el rubro de credencialización, donde a partir del año 2015, se tiene implementado un Protocolo de atención a personas que realizaron un cambio de sexo genérico.

La puesta en práctica de dicho instrumento obedece fundamentalmente a dar respuesta con acciones concretas y políticas incluyentes a un sector de la sociedad que requiere una atención especial por cambio de datos.

De acuerdo con una entrevista otorgada por el Director Ejecutivo del Registro Federal de Electores del INE, el Protocolo antes referido se lleva a cabo en los 900 módulos de credencialización de todo el país y parte de la presentación de un acta de nacimiento producto de un Juicio ante el Registro Civil para modificar dicho documento de identificación; y dentro de la modificación de datos solicitada por el ciudadano se contempla el cambio de sexo y nombre, o solamente de sexo; de tal suerte que al 21 de junio de 2017, en todo el país 4,720 personas utilizaron el procedimiento para obtener una nueva credencial para votar que les permita identificarse de acuerdo con su nuevo género y garantizar su derecho al voto; 30 de las cuales corresponden a Colima.

La puesta en práctica de dicho Protocolo incluye aspectos fundamentales de respeto y atención en módulos, tales como el hecho de llamar a la persona que se encuentre en espera de ser atendida por sus apellidos, en lugar de por su nombre, en virtud de que no había concordancia al contar con una apariencia distinta a la de su género; de igual forma se permite el uso de maquillaje o pelucas como parte de su nueva identidad.

Este tipo de acciones con visión progresista permiten ejercer plenamente el derecho a la identidad, el contar con documentos que correspondan con el sexo y nombre de quien los porta, forma parte de una sociedad democrática que garantiza con igualdad el derecho de toda la ciudadanía, dejando de lado estigmas y prácticas prejuiciosas que fragmentan una sociedad que requiere cada vez más del fortalecimiento de lazos solidarios y de concordia.