Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Café al momento / Noemí Herrera

Noemí Herrera / Quadratín Colima
 
| 30 de noviembre de 2017 | 8:33
 A-
 A+

Eliminación de la violencia contra la mujer

“El miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo”. Eduardo Galeano.

El 25 de noviembre es el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, fecha que se acuña a nivel mundial en virtud de que este tipo de prácticas abusivas que atentan contra el género femenino, son las que más se reproducen en términos de discriminación, trastocando aspectos fundamentales de derechos humanos.

Resulta imposible dejar de percibir las marcadas desigualdades que se suscitan en todas las esferas del ámbito social relacionadas de manera directa con el sexo de una persona, registrándose sistemáticamente condiciones que generan actos de violencia hacia mujeres y niñas; de ahí que desde la Organización de las Naciones Unidas se haya implementado una campaña de 16 días de activismo contra la violencia de género, que permite sensibilizar y movilizar a los habitantes de todo el orbe, visualizando un mundo pintado de naranja, como símbolo de un futuro más brillante y sin violencia de género; por lo que del 25 de noviembre al 10 de diciembre, se ejecutarán acciones con miras a erradicar la violencia contra las mujeres, unificándose en todo el mundo esfuerzos que pongan fin a cualquier tipo de conducta que vulnere a quienes integramos poco más de la mitad de la población.

Bajo el lema “Que nadie se quede atrás: pongamos fin a la violencia contra las mujeres y las niñas” se dejan de manifiesto una serie de acciones que patentan la adhesión a este movimiento; frases como: “ni una menos … la violencia deja marcas, no verlas deja feminicidios”, “señalarte como mala madre por participar en política es violencia“, o “cero discriminación”, son tan sólo una pequeña muestra de la segmentación en que se registra la violación de los derechos humanos por cuestión de género, las cuales desafortunadamente en muchos de los casos acaban con la vida de la víctima.

La violencia de género es un tema que si bien en términos mayoritarios se replica en función de comportamientos sociales, que a base de la costumbre parecieran convertirse en “normas aceptables” cimentadas en actitudes patriarcales; es necesario señalar que a partir de la identificación que tenemos de múltiples conductas que atentan contra la mujer, se lleven a cabo acciones para erradicar estas prácticas que no tienen cabida en una sociedad justa.

La suma de esfuerzos en pro de una igualdad de género debe estar orientada a anular comportamientos que violenten de cualquier forma a las niñas y mujeres de nuestro planeta, brindando elementos para lograr un empoderamiento del género femenino que frene acciones de violencia en todos los ámbitos, evitando de esta manera que se genere un patrón conductual que motive la reproducción de actos discriminatorios tanto en la esfera pública como privada; sumémonos a un NO a la violencia contra las mujeres, sigamos siendo parte, hombres y mujeres, de esta transformación social hacia un mundo naranja.