Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Café al momento / Noemí Herrera

Noemí Herrera / Quadratín Colima
 
| 13 de enero de 2018 | 7:30
 A-
 A+

Mujeres encabezando listas

El pasado sábado seis de enero, el Consejo General del Instituto Electoral del Estado aprobó en forma unánime un acuerdo mediante el cual se indican los criterios aplicables para el registro de candidaturas a diputaciones plurinominales para el presente proceso electoral, mismo que contiene como acción afirmativa el hecho de que “La lista de candidaturas a Diputaciones por el principio de representación proporcional que presente cada partido político durante el actual Proceso Electoral Local 2017-2018, deberá encabezarse por una mujer”.

Lo anterior como parte de la obligación que se tiene como autoridad en el sentido de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos, sobre todo el relativo a la igualdad jurídica; porque si bien a partir de la reforma constitucional del año 2014, está establecido el principio de paridad entre los géneros, lo cierto es que no obstante el cumplimiento de dicho mandato al momento de la postulación; esto no se ha traducido en candidaturas efectivas que permitan ubicar a las mujeres en los órganos de gobierno.

La construcción del acuerdo recién aprobado se encuentra soportado por una serie de tablas estadísticas que dan cuenta del comportamiento electoral en materia de registro de candidaturas así como en la conformación final del Congreso local en los últimos cinco procesos electorales, con lo que queda de manifiesto, por un lado, el género que ocupó la primera posición en la lista de candidaturas a diputaciones por el principio de representación proporcional y los porcentajes de integración en la cámara; dejando patente que el género que encabeza la lista de candidaturas por dicho principio tiene un impacto directo en la integración final del órgano legislativo.

La implementación de esta acción afirmativa se basa fundamentalmente en una visión amplia e integral del ejercicio de las atribuciones conferidas al organismo electoral, la cual persigue el logro de una consolidación sustantiva de derechos, que van más allá de la ejecución de reglas y lineamientos entorno a la democracia procedimental establecida en nuestro país.

Con esta acción se da respuesta incluso a requerimientos internacionales que recomiendan la adopción de medidas tendentes a la paridad en todos los niveles de gobierno; de ahí la necesidad de promover una igualdad sustantiva entre todos los integrantes de nuestra sociedad, cumpliendo con el establecimiento de esta medida que cumple con las características de ser temporal, proporcional, objetiva y razonable; por lo que si bien representa un trato preferencial a las mujeres, no se considera discriminatoria, en virtud de que se establece justamente para revertir la desigualdad existente entre los géneros y compensar los derechos de un grupo de población en desventaja, limitando los del aventajado.