Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Café al momento / Noemí Herrera

Noemí Herrera / Quadratín Colima
 
| 03 de junio de 2017 | 8:07
 A-
 A+

ENCCIVICA

El 14 de octubre del 2016 el Consejo General del INE aprobó la Estrategia Nacional de Cultura Cívica –ENCCIVICA-, por lo que gran parte del contenido de la presente colaboración se deriva de esta herramienta proyectada para el período 2017-2023.

El pasado lunes atestiguamos en nuestra entidad el arranque oficial de las actividades que engloba la Estrategia Nacional de Cultura Cívica -ENCCIVICA- implementada por el Instituto Nacional Electoral, en todo lo ancho del territorio nacional.

La construcción de esta herramienta tiene el alcance de configurarse como una política pública que parte del reconocimiento de la debilidad de la cultura democrática en el país.

Las acciones que se derivan de este documento se basan en tres ejes fundamentales: diálogo, verdad y exigencia; y su instrumentación será dada a partir de una convocatoria que implica la suma de todos los mexicanos en un afán por construir un mejor país.

Los “Diálogos por una Cultura Cívica”, celebrados en el auditorio del campus norte del ISENCO, provocaron múltiples reacciones entre la totalidad de asistentes, al ser exhibido de manera introductoria un video en el que se proyectaron de forma estremecedora una serie de comportamientos lesivos para la sociedad mexicana.

Fue un encuentro cara a cara con la corrupción, la impunidad, la desigualdad y la discriminación como parte de nuestro México; presentándose cifras y actitudes que reflejan el nivel de conductas antidemocráticas que se encuentran en una gran cantidad de instituciones, empresas y hogares mexicanos.

El video inicia con una persona del género masculino que representa a la corrupción, señalando “yo soy la corrupción y estoy arraigada en México”, seguida de una serie de frases cortas que envuelven uno de los más graves lastres de nuestra sociedad, concluyendo con un “gracias a mí en México, todos desconfían de todos”.

La segunda escenificación con la figura de una mujer simbolizando a la desigualdad, se presentó con la frase “hay quienes creen que solamente existo en lugares remotos de México, pero la verdad estoy presente en todas partes”, esto junto con las afirmaciones “yo decido quién gana y cuanto, yo decido quien tiene derecho a estudiar ”, y “yo decido quien tiene derecho a la justicia”.

Constituyen elementos que no sólo erizan la piel, sino que activan todos los sentidos con miras a borrar del colectivo social comportamientos que parecen estar institucionalizadas.

Lo mismo sucedió con la impunidad que en el momento de aparecer a cuadro lo hizo con un imperativo “y tú te quedas callado”, seguido de un autoritario “aquí se hace lo que yo digo”, y “yo corrompo, abuso, y quiebro la ley y nadie se hace responsable”.

La última actuación desplegada fue la discriminación que arrancó con un gran cinismo al decir “y tu opinión me viene valiendo”, acompañada de una ironía lacerante al referirse a la importancia de escuchar opiniones de pobres, lesbianas, gays, desempleados y ancianos, situación que pone de manifiesto el tratamiento diferenciado hacia diversos segmentos sociales que ven limitado el ejercicio pleno de derechos.

Veo con beneplácito este primer encuentro real con la ENCCIVICA, que de una forma por demás ilustrativa nos invita a la reflexión y al compromiso, partiendo en todo momento del reconocimiento de conductas que lastiman a nuestra comunidad; y que sumándonos a esta gran convocatoria nacional podemos erradicar.