*Es una orden modificar la Ley de Ingresos

El coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo, recibió la orden la noche del martes: Hay que hacerle cambios al dictamen de la Ley de Ingresos. Se trataba, ni más ni menos, que sacar a fuerzas en los ingresos una partida de 23 mil millones de pesos, para enmendar los errores en el proyecto de Paquete Económico para 2019, que envió la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Había que recuperar primeramente los recursos que se le restaron a las Universidades, que por error que reconoció el propio presidente Andrés Manuel López Obrador, se le había restado a ese importante sector y a otros, como la Secretaría de Cultura y de apoyo al campo.

Entonces lo primero que se le ocurrió al diputado Mario Delgado fue pedir que se declarara un receso en la sesión que se había previsto terminará en la madrugada del miércoles.

Los ‘expertos’ buscaron a la forma de recuperar esos ingresos y amparados en las sombras de la noche, encontraron la forma y decidieron que nomás frenando la devolución de impuestos a los contribuyentes mayores y eliminando algunas prácticas fraudulentas, se conseguirían esos 23 mil millones de pesos.

El resto fue aguantar a pie firme la embestida de los diputados de la oposición, o como decía el clásico, “tragar sapos, sin hacer gestos”, principalmente del PAN y del PRI; que desde el martes atacaron a la mayoría de Morena porque los querían obligar a que eliminaran de la ley de Ingresos lo referente a al Impuesto Especial a las gasolinas.

Está claro que los diputados de la oposición fingen demencia al exigirle a los de Morena que actúen como un ente autónomo, ya se olvidaron que desde las primeras sesiones de la actual legislatura los diputados corearon a grito abierto, que “es un honor estar con Obrador”.

Los diputados y senadores de Morena no van a mover un dedo si no se los ordena el presidente López Obrador, pero no debemos espantarnos por ello, pues eso mismo hicieron los priístas cuando tuvieron en los Pinos a su presidente y también los panistas, en los dos sexenios que presidieron Vicente Fox y Felipe Calderón.

Por eso, por las órdenes que recibieron desde Palacio Nacional, los diputados modificaron el monto de la ley de Ingresos, que ahora será de 5 billones 838 mil 59 millones de pesos, es decir, 23 mil 768 millones de pesos más de lo que originalmente se había planteado.

EL PULSO.- Por cierto, los rectores de varias universidades públicas, encabezados por e Enrique Graue Wiechers, de la UNAM; se reunieron ayer con los diputados de la Junta de Coordinación Política, que preside Mario Delgado.

Claro que la reunión sirvió de marco para fumar la pipa de la paz y comprometerse los rectores a no hacer más olas que las que ya hicieron porque se les quería recortar el presupuesto.

Bueno, fue tan cordial la reunión, que al salir el rector de la UNAM anunció que se va a bajar poco más de 22 mil pesos su sueldo, no se sabe si será quincenal o mensual esa cantidad, pero eso sí, se extenderá por todo el tiempo que cobre como Rector.

Vamos a ver cuántos y quienes siguen este ejemplo.

[email protected]