• Banxico, la otra tormenta

De pronto y casi de manera mágica, comenzó a invadirnos un sentimiento que algunos llamarían de calma y paz espiritual. Seamos sinceros, fuera máscaras, esa fue una manera de celebrar que se acabaron las campañas.

Pero como en muchas cosas de la vida, la felicidad no es eterna, coincidirá usted en que después de cada periodo de calma vienen otras tormentas. Y no, no hay que estar en la categoría de los sabihondos para percatarnos que apenas estamos en lo bueno del ejercicio democrático del 6 de junio y ya se asoma un panorama con nuevos episodios de conflicto e incertidumbre a la vuelta de la esquina.

Eso tiene que ver con un entorno económico, que muestra una recuperación moderada pero con una elevada inflación, y todo en medio de una ola de incertidumbre causada por la grilla desatada por la sucesión adelantada en el Banco de México.

A las descalificaciones contra el gobernador Alejandro Días de León, que parece fueron motivadas por el resentimiento, sume usted la sospecha de que desde Palacio Nacional empujaron al Banxico a los tiburones.

Para nadie es un secreto que en Palacio Nacional traen metido entre ceja y ceja la intención de desarticular la autonomía de instituciones como el Banco de México, el INE y el Inai.

La noticia de que este año tampoco habría recursos remanentes de las operaciones con divisas del Banco de México, prendió la mecha, muy corta por lo que se aprecia, pues fue más que un motivo de fondo que borró la posibilidad de que Díaz de León cumpliera un segundo periodo al frente del Banxico.

El proceso para acabar con la autonomía del Banxico está en marcha. Que se logre o no es otra cosa. Académicos serios se preguntan cómo se va a llevar el titular del poder Ejecutivo con un Congreso dividido, ante la expectativa de que después del 6 de junio no le será tan fácil cambiar leyes como ocurrió en la primera parte del sexenio.

Como sea, está previsto que en enero del 2022 habrá nuevo gobernador del Banxico, elegido por la Junta de gobierno del instituto central, y sin duda recomendado por el Presidente de la República.

Lo realmente complicado será encontrar un perfil que se ajuste nuevo requisito, pues buscan un economista con “dimensión social” y partidario de la “economía moral”, propia de las comunidades tradicionales agrícolas de otras épocas. Pero eso es lo de menos, pueden proponer a cualquiera que sea leal.

La defensa y reconocimiento público que hicieron Gerardo Esquivel y Jonathan Heath al desempeño y a la persona de Alejandro Díaz de León al frente del Banxico, fueron una muestra de congruencia.

Gerardo Esquivel reconoció además que discutir prematuramente quién será el nuevo gobernador del Banxico, provoca incertidumbre que afecta a la estabilidad financiera y económica del país.

Zafo, pudo haber dicho el sub Esquivel, pues advirtió que no está en sus planes competir por el cargo que dejará Díaz de León.

En el mismo sentido las vicegobernadoras Irene Espinosa y Galia Borja consideraron que no son tiempos para distraerse de sus responsabilidades.

Jonathan Heath aclaró que no le entra, porque no cumple con el requisito de la edad. Dientes de tiburón La grilla se desató a niveles insospechados. El Bank of America sintió que la descripción que se hizo desde la mañanera le quedó como guante a Arturo Herrera, lo que agitó las aguas del sector hacendario y muchos ya dan por hecho que “se busca secretario”.

Pero eso no queda ahí, pues la empresa global de inversiones Franklin Templeton (Alto Nivel, Antonio Sandoval / 26-05-2021), elaboró un interesante estudio en el que figuran al menos una docena de prospectos, aunque de éstos sólo ocho califican.

Llamó la atención que se incluyera el nombre de la empresaria Patricia Armendáriz, quien ha hecho sus negocios en el mercado de los pobres, financiando a personas de muy bajos recursos y que se hizo popular por participar en la versión azteca de un programa de televisión de tiburones inversionistas al que renunció por irse a probar suerte como diputada pluri (por cierto muy amiga de quien compro la casa de Zhenli Ye Gon).

Pero por edad queda fuera.

El estudio de la firma Franklin Templeton, incluye los siguientes nombres de quienes cumplen con todos los requisitos para ser gobernadores del Banxico: Irene Espinosa, Arturo Herrera, Gabriel Yorio, Víctor Rodríguez Ceja, Lorenza Martínez Trigueros, Claudia Álvarez Toca y Daniel Chiquiar. Quienes podrían ser gobernadores después de un interinato son Gerardo Esquivel y Galia Borja, ya se sabe que se autodescartaron pero todo puede pasar.

Se sabe que quien levantó la mano, pero está descartado por no ser mexicano de nacimiento y porque tampoco tiene experiencia amplia en el sector es Rogelio Ramírez de la O.

La grilla es sabrosa, pero son otros los problemas del país que merecen toda nuestra atención.

Columnómetro de Aquiles Baeza

1.- Aguas con la inflación. Un dato muy preocupante, en abril la inflación llegó a niveles no vistos desde 2017, del orden de los 6.08 por ciento. Eso anticipa un segundo trimestre de precios altos y de un impacto fuerte en la mesa y el bolsillo de los mexicanos.

El Banco de México modificó sus pronósticos de inflación del 3.6 al 4.58 por ciento en todo 2021.

2.- Una buena. La expectativa de crecimiento del PIB para este año va del 5 al 7 por ciento. Pero ojo, no olvidemos que el año pasado tuvimos una estrepitosa caída del -9 por ciento. Vamos bien pero aún no superamos el estancamiento.

La recuperación económica comenzó, gracias al dinamismo que le ha puesto John Biden a la economía de EU, que por fortuna nos beneficia. El efecto rebote, pues.

3.- Por cierto, el presidente Biden emitió un memorando en el que anuncia que su gobierno seguirá apoyando a organizaciones no gubernamentales dedicadas a combatir la corrupción, como la de Mexicanos contra la Corrupción.

4.- Ojalá se establezcan sanciones severas por el uso electorero de las vacunas.

5.- Ah, no olvide, vote por quien quiera, pero salga a votar.