·¿Borrar el pasado o beneficiar al pobre?

·Hasta hoy, no son servicios gratuitos

·Videojuegos y violencia escolar, ¿link?

#SeguroPopular #Insabi #AMLO #Fox #Calderon #PeñaNieto #SaludGratuita #HospitalesVejestorios #Meciamentos #BorrarLaHistoria #Torreón #Coahuila #Riquelme #Videojuegos #TiroteoEscuela #NaturalSelection #SolucionesSimplistas #Colombine #Colorado #AXA

El dinero es como un brazo o una pierna, o se usa o se pierde. Henry Ford, 1863-1947; industrial estadounidense.

Desde el primer día de enero de éste año, nació el llamado Instituto de la Salud para el Bienestar, un organismo que sustituye el llamado Seguro Popular.

Este un programa del panismo, iniciado como un plan piloto en el 2002, durante la administración de Vicente Fox, en 5 estados del país, fue borrado el año pasado por la Cuarta Transformación, el año pasado, Aniquilaron ese programa de un plumazo.

No se esperaron a cambiar la estrategia de salud para los más pobres sin que éstos se vieran afectados.

Lo hicieron tan violentamente que, durante el año pasado, sufrieron desabasto, carencia de atención y, lo peor de todo, es que muchas personas murieron por falta de atención médica.

Pero, debemos ir al análisis de los resultados del Seguro Popular, en los gobiernos de Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

El saldo es triste. Se trató de un servicio mediocre, que pedía cuotas de “recuperación”, para que se le atendiera a los pacientes.

Por si fuera poco, todo queda en manos de una trabajadora social, quien podría establecer una cantidad de dinero que estuviera más allá de los alcances de los familiares.

Incluso, hay denuncias de secuestro de cadáveres o pacientes que habían sido sanados, mientras no se pagaran las “cuotas de recuperación”.

Sin embargo, era la única opción para aquellos que no tenían acceso a los servicios públicos de salud. Era la misma estrategia de los hospitales de gran especialización como los institutos nacionales de Nutrición, Enfermedades Respiratorias, Cardiología y otros más.

Obraban y cobran esas cuotas, con lo que se violan los principios constitucionales del derecho de todos los mexicanos al acceso a los servicios universales de salud, de manera gratuita.

Con la llegada del Insabi, todos pensamos que ahora sí serían gratuitos esos servicios y que será realmente universal la atención médica, sin cobrar un solo centavo por consultas, operaciones, medicinas y otros servicios.

Sin embargo, no fue así. Siguieron cobrando esas recochinas “cuotas de recuperación”. A todo ello, se agrega el aspecto económico.

Al Presidente Andrés Manuel López Obrador, no le informaron Jorge Alcocer, el secretario de Salud, ni el director del Insabi, Juan Antonio Ferrer, de los aspectos financieros.

Echar a andar un proyecto de salud pública de ese tamaño necesitará de cuando menos unos 350 mil millones de pesos, sin tener dinero para nuevos hospitales o mejorar el equipamiento. Hoy, el Insabi está empantanado.

Sin dinero fresco no podrán otorgarse esos servicios de atención médica a todos los mexicanos que no tienen acceso a los servicios privados, de la manera como lo prometió el Líder del Ejecutivo en sus campañas.

Al final de cuentas todo está ligado al presupuesto y este no tiene los recursos suficientes para otorgar libremente la gratuidad de la salud.

El Insabi está en el preámbulo de no lograr los objetivos de la 4T.

PODEROSOS CABALLEROS: Tras el tiroteo al interior del Colegio Cervantes en Torreón, Coahuila, las opiniones superficiales, donde un niño vestido al estilo de Erick Harris, usó de los asesinos de la matanza de la escuela Colombine, con una playera escrita a mano “natural selection” (título de un videojuego) en Colorado, Estados Unidos, el gobernador de esa entidad aseguró que el crimen fue a causa de esos videojuegos.

Un gobernante no puede dar opiniones superficiales y simplistas. Los videojuegos son uno de varios factores que pudieron haber llevado a un niño de 11 años a matar a su maestra y disparar contra varios de sus compañeros, para después suicidarse.

En México, las escuelas carecen de sicólogos, que puedan atender a niños o jóvenes con problemas que puedan ser atendidos.

Niños que sufrieron abuso de padres, familiares o extraños, así como problemas derivados de depresión ansiedad y otros que deben ser atendidos por especialistas.

Aquí es donde debe el Gobierno involucrarse. No dar opiniones carentes de sustento que sólo evaden la responsabilidad moral y política de atender a los más débiles o enfermos de la sociedad.

AXA México, que dirige Daniel Bandle, buscan impulsar la diversidad de género en su organización corporativa, pues actualmente cuenta con 40% de mujeres en su círculo de liderazgo, el más alto del sector financiero, y la meta es incrementar esta participación a 50% para 2023.

La aseguradora firmó en 2019 el The Women Empowerment Principles, una colaboración de ONU Mujeres y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

Escúchame de lunes a viernes, de 21 a 22 horas, en “Víctor Sánchez Baños en MVS” mvsnoticias.com

poderydinero.mx

[email protected]

@vsanchezbanos