De los huevos de García Paniagua a los de García Harfuch

El secretario dirigió su fuga y persecución en pleno ataque

El terrible desafío de abrir los centros vacacionales en rojo

-¡Vaya huevos de este muchachito! -me dijo un alto funcionario.

Era una de las primeras acciones de Omar García Harfuch contra capos de cárteles capitalinos, cuyo organigrama conoce a la perfección.

-Usaste el término que prefería su papá -le contesté. Y reviví una historia paterna.

A su padre, Javier García Paniagua, me lo presentó José Murat y, amable, me invitó a desayunar a su oficina de la Lotería Nacional.

Desayunos tempraneros -citaba a las 7:30 horas- en ropa deportiva extendidos toda la mañana con su verbo simpático y buen humor.

En marzo de 1992 soltó una pregunta: -¿Sabe usted cuál es la principal virtud de un político?

-¿Cuál?

-Los huevos. La política se hace con lana y con huevos… Y a muchos políticos les faltan.

-Lo dice con causa -le repuse.

Y le recordé:- yo lo entrevisté como reportero en el Monumento a Álvaro Obregón, en un acto de José López Portillo.

Madrugó y lo abordé: -¿Por qué llega tan temprano? -Para no saludar a ningún hijo de la chingada. El que me quiera saludar, que venga hasta acá.

APLOMO EN LA BALACERA

Javier García Paniagua hablaba de su pasado.

-Los políticos tienen que ser congruentes y no qué someterse a nadie… Verdad a medias, porque aspiraba a suceder a José López Portillo y en cada cita a Los Pinos esperaba el anuncio.

-Ya casi me dijo que sí, que yo voy a ser…

-¡Pues quítale el casi! -bromeo su acompañante Miguel Lerma.

La decisión favoreció a Miguel de la Madrid y ese día Lerma visitó a García Paniagua:

-Quiúbole, Javier. ¿Dónde la perdimos?

-No puedes perder lo que no es tuyo -rechazó García Paniagua con su voz gruesa.

Ya con todo su pasado a cuestas, dijo que no fue porque no se disciplinó, que seguramente no pasó las pruebas que le hicieron tres lópezportillistas  –José Andrés de Oteyza, Carlos Tello Macías y José Ramón López Portillo– y que estaba su dignidad íntegra.

Todo estos dichos los comparo ante un dato cierto: Su hijo Omar García Harfuch tuvo el aplomo para, en medio de la balacera, coordinar por teléfono el apoyo e informar por redes sociales.

-Están atacando la base… Y al salir del quirófano -¿habrá alguien profesional como él en seguridad pública en el gobierno?- prometer no apartarse de su labor.

De huevos, como decía su papá.

TURISMO EN PROBLEMAS

1.- Empresarios y autoridades presionan para declarar al turismo esencial. Sin embargo, hay dificultades. El gobernador Guerrerense Héctor Astudillo valora si se abren playas y hoteles porque Acapulco tiene alrededor de tres mil casos. El centro turístico con mayores problemas. Carlos Joaquín dice que Cancún y la Riviera Maya, con más de dos mil contagiados, reanudarán de manera gradual para recuperar fuentes de empleo. El oaxaqueño Alejandro Murat corre con mejor suerte: en Huatulco y Puerto Escondido sólo hay registrados 64 infectados. A ver cómo solucionan.

Y 2.- ver para no dudar: Eduardo Seldner Avila, operador financiero en la campaña de la panista Margarita Zavala, se incorporó como administrativo a Conagua. Seguramente este hombre, mencionado en el escándalo toallagate de Vicente Fox y Marta Sahagún, no vio futuro en el partido de Felipe Calderón y su esposa. ¿Así de mal pinta el futuro para México Libre?