• Lección del rey Juan Carlos… ¿A dónde vas, México?
  • Ni España ni El Vaticano aceptan solicitar el perdón
  • Historia del Tuca en la compra de Bravos de Juárez

En privado, el rey Juan Carlos I ha contado una historia poco conocida. En su lecho de muerte, en 1975, el dictador Francisco Franco lo llamó para hablar sobre la transición española. Estaba en marcha su proclamación como soberano por las Cortes Españolas y se vislumbraba una etapa de desarrollo y democracia para el país ibérico.

El reporte del presidente enfermo era de satisfacción porque él no veía un saldo de persecución y muerte, sino de estabilidad. Con ese optimismo y datos de décadas de mano de hierro, el caudillo dictó la principal encomienda a Juan Carlos I de España: -Lo que más te encargo, lo que te suplico, es que mantengas a España unida.

El futuro rey le prometió luchar por una nueva conducción política, encauzar a los distintos grupos políticos y evitar secesiones.

En 2014 Juan Carlos I abdicó a favor de su hijo, el rey Felipe VI, seguro de haber cumplido con la última y principal instrucción del dictador.

El tiempo ha colocado en condiciones de sospecha al soberano y la justicia y la historia se encargarán de dar su veredicto final.

Él, con su actitud afable, se ha referido ante mexicanos a la misión de los gobernantes y líderes mundiales de ser factores de concordia. Especial atención, con audiencias de varias horas, ha dado a descendientes de españoles pero nacidos en México y con negocios en este país.

La exigencia no concedida

Quienes han hablado con su majestad mencionan tales comentarios porque seguramente atrás está su preocupación sobre el futuro de México.

Sobre todo en estos tiempos difíciles, cuando se desempolvan cinco siglos de historia para exigirle una disculpa pública a su hijo Felipe VI por sucesos de la conquista. “Hubo matanzas, imposiciones. La llamada conquista se hizo con la espada y con la cruz”, justificó Andrés Manuel López Obrador el 25 de marzo de 2019. Ese planteamiento, similar al hecho al Papa Francisco, ha sido reiterado pero en ningún caso ha tenido respuesta de la corona española ni de la Santa Sede.

Por eso ahora, cuando el país está polarizado y convocado a optar electoralmente por uno de dos frentes, chairos o conservadores, cabe rememorar a Juan Carlos I y preguntar: -¿A dónde vas, México?

Ferretti y Garza en Juárez

1.- Para muchos cronistas deportistas, fue sorpresiva la reaparición de Ricardo Tuca Ferretti. No lo es, en cambio, para lectores de Teléfono Rojo.

El 27 de mayo informamos de su interés, en sociedad con Miguel Garza, de hacerse del equipo de futbol Bravos de Ciudad Juárez.

Los dirigentes de Cementos Mexicanos (Cemex) y de Sinergia Deportiva, quienes despidieron a Ferretti por deslealtad, creían fracasado ese propósito. Estaban equivocados: ayer se oficializó la adquisición adelantada aquí.

Y 2.- una vez más Televisa de Emilio Azcárraga Jean ha dado un paso para aprovechar la crisis en oportunidad.

La novedad este fin de semana es la transmisión en las pantallas de TUDN los partidos de la Concacaf Nations League con sus mejores cronistas.

Ayer transmitió los partidos Honduras-Estados Unidos y México-Costa Rica, y el domingo culminará con los encuentros por los primeros cuatro lugares.