Sí vas… pero te peinas

El objetivo oficial del viaje del presidente de México a Washington es celebrar la entrada en vigor del tratado comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), aunque el Primer Ministro canadiense estará ausente.

Seguramente López Obrador reafirmará el compromiso de su Gobierno por mantener una relación de estrecha colaboración y mutuo respeto con Estados Unidos y su magnate imperial; será lo sustantivo…

En un segundo encuentro, las comitivas de ambos mandatarios estarán presentes, además, los integrantes del Consejo Asesor Empresarial, entre ellos, Carlos Slim, de Grupo Carso; Bernardo Gómez, de Televisa; Ricardo Salinas, de Tv Azteca; Carlos Hank González, de Banorte; Daniel Chávez, de Grupo Vidanta; y Olegario Vázquez Aldir… 

Sin embargo, ha habido voces elocuentes en oposición al Gobierno que cantan sumisión y falta de cálculo diplomático para advertir los inconvenientes de la visita: que es inoportuna, que bendecir el T-MEC es irrelevante, que Trump ha sido uno de los más furiosos antimexicanistas, que usa al presidente mexicano para ganar votos…

Otros opinan que López Obrador es sagaz, audaz y valiente; que sabe muy bien a lo que va y lo que a México conviene; que es mejor tener a Trump de amigo que de enemigo…

Míster Trump y el señor López se parecen: ambos luchan por derrotar a las estructuras de poder tradicional en sus países…

Todo es según el color del cristal con que se mire…