COLIMA, Col., 11 de febrero de 2020.- Mediante atento mensaje enviado a la redacción, el Gobierno del Estado de Colima, envía nota aclaratoria a información publicada el 6 de febrero, la cual se reproduce textual en cumplimiento a la normatividad legal vigente.

Con relación a la nota publicada en Quadratín Colima, titulada “Compró Gobierno Colima casa vieja a sobreprecio en Cdmx”, que deriva de un reportaje de Quadratín México titulado “Despilfarro en sueldos y rentas de Representaciones estatales en Cdmx”.

El Gobierno del Estado realiza las siguientes precisiones:

Es falso que se adquiriera una propiedad a sobreprecio y dañada por el sismo del 19 de septiembre de 2017.

El inmueble para oficinas ubicado en Gutenberg 176 de la colonia Anzures en la alcaldía Miguel Hidalgo, como cualquier propiedad, su valor catastral es muy inferior a su valor comercial.

Los propietarios del mismo, vendían el inmueble en 27 millones de pesos, pero para determinar su real valor comercial, el 01 de diciembre de 2017 se realizó un avaluó por parte de la perita valuadora Ing. Graciela M. Esquivel de Lama, quien determinó que el precio real del inmueble es de 17 millones 1 mil 815 pesos, comprándose por Gobierno del Estado en 2018, por debajo de ese monto, en 16 millones 895 mil 988 pesos.

El avalúo que cita Quadratín no fue realizado por Gobierno del Estado, sino por el Notario Público que escrituró el inmueble y de ese no tuvo conocimiento la administración estatal hasta la firma de escrituras.

El inmueble adquirido tampoco resultó dañado por el sismo como se publicó.

El inmueble que sí resultó con afectaciones por el sismo fue un departamento que el Gobierno del Estado adquirió en 1989 en la Ciudad de México, en Paseo de la Reforma No. 444, Colonia Juárez.

Pese a los daños con los que resultó dicho inmueble, el Gobierno del Estado pudo venderlo en el año 2017, a través del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) del Gobierno Federal, a un precio de 4 millones 301 mil pesos, por cierto, por arriba de su precio de avalúo comercial que era de 2 millones 840 mil pesos, según el avalúo del perito Ing. Mario Alberto Martínez y Martínez.

Con estos recursos se amortizó una parte de la inversión en el inmueble adquirido en la Calle Gutenberg.

Hoy los colimenses cuentan con un activo, que con la inversión hecha en su remodelación, se estima que el inmueble posee ya un valor comercial de 27.7 millones de pesos.

Por ello, no sólo se adquiere un activo para la administración estatal que año con año incrementará su valor, sino que se termina con el gasto en rentas mensuales para las oficinas de la representación.