COLIMA, Col., 13 de febrero de 2020.- Este jueves por la tarde, como lo anunció, el ex gobernador Mario Anguiano desde el jardín de El Moralete acompañado de gran cantidad de personas y gente de a Caballo, marchó hasta la sede de la Fiscalía General del Estado a entregarse por no poder pagar la multa millonaria que le impuso un juez, la que con anterioridad calificó como producto de una persecución política.

En un discurso en el jardín de El Moralete, dijo no tener palabras para expresar la gratitud por el tiempo para acompañarlo y apoyarlo de la gran cantidad de gente que asistió, y señaló 3 puntos que su consideración son importantes, el primero dijo, que el gobernador y sus aliados no han presentado pruebas de sus supuestas propiedades en el extranjero.

Segundo, que hicieron 4 auditorías a las que se les señalaron inconsistencias, en el crédito de los 638 millones de pesos.

Y tercero, constata que el crédito no lo recibió su gobierno, sino el interino que encabezaba entonces Ramón Pérez Díaz.