COLIMA, Col., 19 de mayo de 2021.- Luego del debate entre los dos candidatos y las cinco candidatas a la gubernatura del estado, académicos de las facultades de Derecho y de Ciencias Políticas de la Universidad de Colima, analizaron las propuestas presentadas en este ejercicio democrático, que se realizó el lunes 17 de mayo en el Teatro Universitario “Coronel Pedro Torres Ortiz”.

Para las y los académicos, este ejercicio debió poner sobre la mesa los qué y los cómos de las proyectos que presentaron las y los aspirantes a la gubernatura. Coincidieron en que el formato del debate fue acartonado, restándole espontaneidad a la personalidad de los candidatos que, además, no ofrecieron respuestas puntuales a las preguntas de los moderadores ni utilizaron de manera adecuada los bloques de propuesta, de réplica y contrarréplica.

Sobre todo, dijeron, hubo ausencia de propuestas concretas y diagnósticos serios; “lo que vimos fue un ejercicio de mercadotecnia electoral por parte de las y los candidatos y muy poca asesoría de políticas públicas. Vimos mucha improvisación mercadológica, porque lo que están pensando es en llegarle a los electores y no en un debate de análisis. Nos quedaron a deber mucho, pero ésa es parte de la realidad de nuestro sistema político”, dijo José Ángel Méndez Rivera, de la Facultad de Derecho.

Para los académicos, las propuestas de las candidaturas no ofrecieron un diagnóstico serio y con sustento, sólo establecieron temas ideales en cada una de las categorías abordadas. Se habló, coincidieron, de equipamiento y capacitación policial, del desarrollo del puerto de Manzanillo y del aumento en el número de hospitales, “pero nos faltó el cómo, qué tipo de hospitales, qué equipamiento. Se habló de fortalecer, de incentivar, pero no de cómo lo van a distribuir, cómo lo van a regionalizar, pues tenemos municipios diversos. Se habló de apoyos para las personas de la tercera edad, de los problemas ambientales, pero sin un diagnóstico serio”, comentó Cristina Tapia Muro, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

“Hizo falta perspectiva nacional de cómo aterrizar sus propuestas, aunque sí utilizaron el tiempo para los ataques, las denostaciones, y para hacer alusiones a gobiernos pasados”, consideró Enrique José Chaires Velasco, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Para Adriana Mancilla Margalli, el Instituto Electoral del Estado (IEE) hizo su tarea, ya que “además de reunir a los candidatos para que expusieran sus proyectos de gobierno, el debate tiene una función educativa en materia democrática; sin embargo, los partidos quedaron a deber. En los debates no se gana o se pierde; son una oportunidad para que la ciudadanía contraste las propuestas, incluso para cambiar de opinión o tomar la decisión de por quién votar, mediante un voto razonado”.