CUAUHTÉMOC, Col., 17 de marzo de 2021.- La candidata a la gubernatura por el partido Redes Sociales Progresistas Evangelina Bañuelos, en su visita a los albergues cañeros constató que la mayoría de las viviendas son de piso de tierra, con baños comunitarios, techo de lámina de cartón y lonas de plástico.

Destinados a los trabajadores jornaleros, los cuales se convierten en pequeñas colonias, Evangelina Bañuelos durante su recorrido por ellos, la candidata dialogó con sus líderes en la comunidad de Quesería. Estos se encuentran ubicados en la Plaza de toros y el albergue la Galera; así como también visitó el albergue Simón Bolívar, en donde viven las familias que son procedentes de Guerrero, Michoacán y de la sierra de Veracruz e incluso de Oaxaca.

Al considerarse que “Las condiciones en los albergues de los trabajadores de la zafra son deplorables y existe hacinamiento, en el municipio de Cuauhtémoc. A decir de la candidata a la Gubernatura de Redes Sociales Progresistas Evangelina Bañuelos las condiciones son precarias y no son óptimas las viviendas aunque se han hecho adecuaciones para que sobreviva la gente que llega a trabajar.

Evangelina Buñuelos dijo que es necesario mejorar sus condiciones brindado educación a los niños y niñas de los hombres y mujeres jornaleros, adecuar sus viviendas para que vivan dignamente y contar con un consultorio clínico.

En diálogo con los líderes de los albergues cañeros manifestaron a la candidata de RSP, que están cansados de llegar al mismo lugar, bajo esas condiciones: “donde vivimos no hay trabajo, tenemos que trabajar hombres y mujeres en el corte de caña y en los cortes de zarzamoras, de sol a sol, nuestras jornadas son hasta de 11 horas. Nuestros hijos tienen que acompañarnos a los cultivos, pues ya ni hay clases o guarderías para nuestros pequeños”.

En el caso de las mujeres tienen que ayudar a sus maridos, las mujeres preparan comida para su familia, pero también para vender a los hombres solteros del albergue. Los albergues cañeros carecen de servicios elementales, expresan que “la vida no es fácil. Los cuartos miden aproximadamente dos por dos metros cuadrados, vivimos hasta seis integrantes de una familia; no contamos con puerta, una cortina es nuestra división, nuestros hijos sin clases, las mujeres improvisan cocinas al aire libre, se protegen del sol con mantas, e improvisan estufas, y es lamentable ver como algunos de nuestros hombres y jóvenes se emborrachan desde temprano, no hay alternativas para mejorar sus condiciones, además hay un baño para hombres y otro para mujeres, el agua brota y los drenajes están descompuestos, y no se diga no hay recolección de basura.

Antes de concluir su visita a los albergues cañeros, Evangelina Bañuelos señalo que, la educación, la salud y la infraestructura en los municipios será una de nuestras prioridades, Pues será necesario acercar las instancias de salud, para evitar padecimientos, y que la insalubridad en los albergues cañeros se mejore.