COLIMA, Col., 1 de mayo de 2021.- Claudia Yáñez, candidata por el partido nacional Fuerza por México a la gubernatura estatal aseguró que la columna vertebral en su gobierno será el combate a la corrupción y a la impunidad.


Anunció que lo primero que hará una vez en el gobierno estatal serán auditorías conjuntamente con el Poder Judicial, para fiscalizar y auditar el gasto público en tiempo real y ver dónde quedaron los recursos que deberían haberse aplicado en obras y servicios para beneficio de los colimenses, porque no se pueden desaparecer de la noche a la mañana los 17 mil millones de pesos de presupuesto federal que anualmente se reciben en el estado.

Se establecerá un Concejo Ciudadano con personas honestas y comprometidas de la sociedad civil que actúen como observadores, que verifiquen cada peso de los recursos etiquetados; de dónde salen, a donde se canalizan y cómo se invierten.

A una pregunta específica, respondió Claudia Yáñez que las compañías constructoras del Estado han quedado marginadas de las licitaciones y las decisiones para la ejecución de contratos de obras de infraestructura y es así porque las propias autoridades responsables de esa materia en el gobierno del estado piden y exigen su ‘mochada’ y encima de eso los castigan con pagos rezagados de las ministraciones, lo que los convierte en insolventes y por eso es que llegan empresas constructoras de otros estados que participan en el juego.

Ante esa situación garantizó que en su gobierno las obras en Colima serán para las constructoras colimenses; y las fuentes de trabajo serán para los colimenses, sin privilegios a empresas externas.

Comentó que, ante ello, en sus recorridos por los municipios le pide al gente “que confíen en nosotros, en Fuerza por México, que es un partido nuevo, con ideas frescas; no tenemos ningún compromiso con nadie y no somos satélite de nadie; nuestros candidatos tienen perfiles honestos y dispuestos a servir obedeciendo, no de servirse. Dicen los opositores que no tenemos experiencia, y es cierto; no tenemos experiencia para robar, ni para desaparecer el dinero público”.