CUAUHTÉMOC, Col., 30 de julio de 2020.- Será en el mes de enero cuando Rafael Mendoza Godínez solicite permiso a la alcaldía para trabajar de lleno en el proyecto que lo lleve a la gubernatura del estado de Colima.

Lo anterior fue dado a conocer por el propio presidente municipal del Ayuntamiento de Cuauhtémoc, Colima, quien señaló que luego que presentó su renuncia al Partido Acción Nacional (PAN), se le han acercado diversos actores y partidos políticos, a quienes les ha dado a conocer que buscará la candidatura por la vía independiente.

Así mismo dijo que “en este momento me encuentro trabajando a favor de Cuauhtémoc como Rafael Mendoza, pero sin partido político, con miras a un proyecto estatal… pero con la postura de que Rafael Mendoza, con el trabajo que ha hecho en el municipio de Cuauhtémoc, podemos presentar un proyecto real para el estado de Colima, una alternativa sin partido”.

“Decirles que a Rafael Mendoza lo verán en la próxima boleta electoral del estado”, resaltó.

Rafael Mendoza se descartó en ir en la próxima contienda electoral bajo las siglas de algún partido político, “me descarto de ir por un partido político, creo que la gente está aceptando muy bien el que sea Rafael Mendoza un proyecto independiente para el estado de Colima”.

Agregó que “creo que hay un proyecto interesante que se está trabajando y esperemos que los números nos den de aquí a diciembre, por lo que su servidor estaría pidiendo permiso en enero para trabajar de lleno por la gubernatura”.

El edil cuauthemense mencionó que en enero solicitará la licencia debido a que en ese mes se concluye con el proyecto Cuauhtémoc, “que es cumplir con los compromisos que establecía en el municipio, por eso dejaría la presidencia de Cuauhtémoc para dedicarme de lleno el estado, sin embargo es un trabajo que se está cociendo, es un trabajo que ya se está haciendo en mis horas libres”.

Mendoza Godínez no quiso señalar que actores políticos lo han buscado, pero aseguró que “hay mucha incertidumbre en ellos de que vayan las alianzas, de que les vaya a tocar a ellos o no; hay mucha incertidumbre en varios actores políticos que se han mencionado para gobernadores, hay mucha incertidumbre tanto por la equidad de género como por las alianzas, temas que ellos  son conscientes y ven en Rafael Mendoza una alternativa para el Estado de Colima, que no tiene compromisos con ninguna fuerza política ni partido político”.

Finalmente subrayó que “la decisión va a ser de su servidor (Rafael Mendoza) de que esté o no al frente del estado de Colima, y el aceptar o no a ciertos actores políticos para que podamos unirnos para sacar adelante al estado”.

Con información de PP.