COLIMA, Col., 5 de marzo de 2021.- Los defectos de nacimiento o malformaciones congénitas se pueden prevenir o tratar con una adecuada ingesta de ácido fólico y nutrientes durante el embarazo, así como la vacunación y un adecuado control prenatal, informa la Secretaría de Salud y Bienestar Social.

Los defectos del tubo neural son unas de las malformaciones congénitas más comunes, como la espina bífida (columna vertebral del feto que no llega a cerrarse completamente) y la anencefalia, que es cuando gran parte del cerebro y cráneo no se desarrolla y generalmente estos bebés nacen sin vida o mueren poco tiempo después de nacer.

Por eso, todas las mujeres en edad fértil deben tener en cuenta a la hora de planificar su embarazo la necesidad de consumir cantidades suficientes de folatos (vitamina B) o ácido fólico, a través de la dieta, ya que los folatos están presentes en una gran variedad de alimentos, sobre todo en los vegetales de hoja verde, frutas, hígado, frutos secos, cereales y legumbres.

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud recomienda que toda mujer con planes de un embarazo se debe suplementar diario con 0.4 miligramos de ácido fólico solo o combinado con otras vitaminas y minerales; mientras que las mujeres en edad reproductiva, embarazadas y sus parejas con historia familiar o personal de malformaciones, deberán incluir dosis altas de 4 a 5 miligramos al día.

En Colima, señala la dependencia, se lleva a cabo una campaña permanente de entrega ácido fólico gratuito para hombres y mujeres en las unidades de salud.