COLIMA, Col., 10 de enero de 2019.- La influenza es una enfermedad viral, altamente contagiosa que se presenta en epidemias que se observan durante el otoño-invierno. Los 4 diferentes tipos de virus de influenza más comunes son: A(H1N1), A(H3N2), B(Victoria) y B(Yamagata).

De acuerdo al comunicado, se estima que cada temporada, hasta la tercera parte de la población, se infecta con el virus de influenza, presentando: infección desapercibida, infección leve o infección grave.

En la temporada actual observamos un comportamiento habitual en la carga de la enfermedad, sin embargo, la temporada inició más tempranamente, a partir de la segunda quincena de septiembre.

Actualmente el 22.4% de las personas que presentan síntomas característicos de influenza son positivos al virus.

La gravedad de los casos se ha mantenido estable a lo largo de la temporada y, aunque han aumentado las muertes semanales atribuíbles a influenza a medida que incrementan el número de casos, el porcentaje de casos que mueren se ha mantenido (8% de los casos confirmados).

El análisis de las muertes atribuíbles a influenza revela que el 97% de las personas que han fallecido por influenza no se habían vacunado, el 48% recibieron de forma tardía el tratamiento antiviral requerido, y el 33% llegaron tarde a la atención médica. Asimismo, el 33% de los fallecidos padecía alguna enfermedad crónica que predispone a influenza grave como: diabetes (33%), obesidad (33%) e hipertensión (25%).

La vacunación contra influenza es una medida efectiva de prevenir complicaciones y muerte. Deben vacunarse las mujeres embarazadas, niños menores de cinco años, adultos mayores de 60 años, y personas que padecen diabetes, obesidad, enfermedades crónicas del corazón o pulmones, y personas con inmunosupresión. La vacuna es gratuita en las unidades de salud del gobierno, y hasta el momento se ha aplicado el 69% de las 31.6 millones de dosis de vacuna contra influenza.

La vacuna es segura para que se la apliquen todos los grupos de riesgo que se han mencionado.

Otras medidas efectivas de prevención son: lavado continuo de manos, cubrirse la boca al toser o estornudar, y no acudir a lugares concurridos si presenta síntomas.

Invitamos a la población a: recibir la vacuna en caso de pertenecer a alguno de los grupos de riesgo, lavarse las manos continuamente, y estornudar o toser cubriéndose la boca; y si presenta síntomas no acuda a lugares concurridos, no se automedique y acuda a valoración médica.