COLIMA, Col., 2 de octubre de 2019.- La Secretaría de Salud y Bienestar Social proporciona atención médica y psicológica inmediata a las víctimas de violencia sexual, en las primeras 72 horas después del evento y, de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana, denominada “Violencia familiar, sexual y contra las mujeres; Criterios para la prevención y atención”, con el objetivo de reducir los efectos negativos en las personas que sufren esta agresión.

De acuerdo al comunicado el personal del Departamento de Salud Reproductiva de la dependencia, señaló que para la atención de estos casos, se tiene el modelo de atención a víctimas de violencia sexual con protocolo y otro de atención psicológica, con el cual, se da seguimiento a los casos para ayudar a salir de la problemática hasta que sanen sus heridas físicas y emocionales.

La atención a las sobrevivientes de esta violencia se otorga mediante la detección oportuna del VIH, sífilis u otra infección de transmisión sexual; el ofrecimiento de la anticoncepción de emergencia; la revisión médica y la atención psicológica, y el tratamiento antirretroviral o profiláctico para VIH.

Dentro de los estudios que se realizan antes de las 72 horas a estas víctimas, se encuentran la prueba para determinar que la paciente no esté embarazada; la detección del VIH para descartar que no tenga el padecimiento, y el tratamiento profiláctico para infecciones de transmisión sexual.

Asimismo, se otorgan los primeros auxilios psicológicos y la atención médica para revisar que no tenga una lesión que ponga en riesgo su vida y dar el tratamiento que se requiera. Posteriormente, se puede dar la anticoncepción de emergencia en un tiempo máximo de 120 horas (cinco días).