MANZANILLO, Col., 10 de enero de 2019.- Aramis Olivos Ortiz, profesor de la Facultad de Ciencias Marinas e investigador del Centro Universitario de Investigaciones Oceanológicas (Ceunivo) de la Universidad de Colima, campus manzanillense, dijo que los tsunamis son conocidos mundialmente por su capacidad de devastación y los daños que provocan en las zonas donde impactan; pese a ello, añadió, pocos conocen sus orígenes y características.

El investigador explicó que “estos fenómenos se refieren a olas con gran longitud y poca altura, que muchas veces pasan desapercibidos, se desplazan a gran velocidad por los océanos y empieza a subir cada vez más cuando se acerca a las costas. Es una ola muy larga con pendiente poco pronunciada, y muy rápida”, menciona el comunicado.

Indicó que se generan por causas naturales, en especial por el choque y movimiento de las placas tectónicas, lo que desplaza una gran masa de agua; sin embargo, continuó, hay otras causas que los producen, como grandes deslaves, pruebas de explosiones, entre otras; “hay causas naturales y antropogénicas o humanas”, precisó.

Dijo que la velocidad de estas marejadas depende de su altura, desprendimiento y distancia, y que tienen horas o pocos minutos para impactar en zonas costeras dependiendo de la distancia del epicentro u origen .

Informó que, en los últimos 250 años, se han registrado 60 tsunamis en la costa occidental de México con un promedio general de 5 metros de altura; por lo tanto, añadió, a nivel local y por ser ésta una zona sísmica, existe un riesgo latente de que se presenten estos fenómenos.

Comentó que en Manzanillo, en caso de un tsunami, las zonas bajas, de hasta 3.6 metros sobre el nivel del mar, serían las más afectadas, quedando en su mayoría inundadas: “Somos susceptibles y debemos saber cuáles son las zonas más seguras, que estén arriba de los 30 metros”, detalló.

Por último, dijo que lejos de ser alarmista, invita a la gente a crear una conciencia para que se prepare en caso de emergencia, aliste su documentación importante, víveres, e identifique vías de emergencia y zonas seguras.