COLIMA, Col., 16 de julio de 2020.- El director de la Comisión Estatal de Agua, Óscar Ávalos, adelantó que esta temporada será más llovedora que la del año 2019, y recordó que la temporada de lluvias, como cada año, será del 15 de mayo al 15 de noviembre, sin embargo, mencionó que en la entidad se comenzaron a sentir las lluvias desde hace un par de semanas y que en este año serán más intensas que en 2019.

Explicó que, de acuerdo con el Centro Nacional de Meteorología, en el 2019 se tuvo una precipitación de alrededor de 900 milímetros en el transcurso del año y en esta temporada el pronóstico es un poco más alto.

Además dijo, que a pesar que durante las primeras lluvias de la temporada 2020 se han presentado tormentas fuertes y trombas en diversos municipios del estado, hasta el momento no se ha reportado daños a las redes de agua potable, de drenaje o de alcantarillado, aseguró.

Refirió que se han sentido tormentas muy fuertes en poco tiempo, “lo cual ha quedado en manifiesto en Tecomán y Comala en donde se presentó una tromba, por lo que veo un buen pronóstico en lluvias para el estado de Colima”.

Ávalos Verdugo mencionó que las lluvias que caen en la parte norte del estado de Colima favorecen, porque no tan solo se reabastecen los mantos freáticos, sino que la presa Trojes se comienza a llenar, lo cual garantiza un riego para los diversos cultivos de la entidad y trae como consecuencia una mayor tranquilidad para el sector agropecuario.

El titular de la CEAC dijo que “a la fecha no se ha reportado daños en redes de agua potable y drenaje por las lluvias, pero es de considerarse las posibles inundaciones que se vienen dando en algunos lugares, en virtud que son zonas bajas, las cuales las tenemos ya identificadas en un atlas de riesgos de Colima, en donde año tras año el agua acude a dichos lugares”.

Resaltó que “afortunadamente el tener un atlas de riesgo de Colima nos permite tener identificadas zonas como en la colonia Noriega Pizano de Cerro de Ortega, que se inunda año tras año y la gente ha sido reubicada dos o tres veces, pero pasando la temporada vuelve; lo mismo pasa en el Centinela, en el municipio de Manzanillo y tenemos identificadas otras zonas, como en el municipio de Comala y Minatitlán, en donde año tras año las lluvias causas estragos en las viviendas, no a la vida de las personas, pero es de mucho pesar el daño que se causa, en este sentido, a las viviendas”.