COLIMA, Col., 20 de octubre de 2020.- Melchor Ursúa, director General de la Unidad Estatal de Protección Civil, informó que se ha complicado el rescate del hombre que desde el viernes pasado quedó atrapado dentro de una noria ubicada en la comunidad de Montitlán, en el municipio de Cuauhtémoc, debido a que el terreno es muy inestable, lo que ocasiona que al momento de realizar las maniobras se presenten diversos derrumbes.

Melchor Ursúa indicó que para evitar que los derrumbes que se han presentado puedan afectar al hombre atrapado, se ha hecho un cuadro de madera que se ha colocado junto a él, “pero también debemos ver la seguridad de los rescatistas para no tener dos problemas en lugar de uno, por lo que se está buscando la forma de cómo lograr el objetivo, ya que está vivo y tratamos de sacarlo vivo”.

Aseguró que “hemos tenido personal trabajando de manera constante, hay hasta 40 personas además de maquinaria (para el rescate), no se ha escatimado absolutamente nada, se pide cooperación y la dan luego luego de un lado y de otro, además que se han movido miles de toneladas de tierra para hacer lo más seguro este rescate”.

Consideró que la situación es cambiante, “se hace una cosa para rescatarlo y luego se presenta otro problema, hay muchos detalles, surgen varios problemas ya que estamos tratando de sacar viva a esta persona”.

Ursúa Quiroz refirió que se hizo una excavación muy grande por un lado, en donde se conectó con el pozo, pero “salió como un metro arriba de donde está la persona atrapada, eso problematizó más la situación, debido a que si se sigue tumbando con la máquina entonces se derrumba todo y pudiera quedar tapado completamente junto con la maquinaria, la cual la tenemos amarrada con cadena para, en caso que se venga un derrumbe, sacarla con otra máquina que está pegada”.

Dijo que esta es una situación que tiene varios problemas, “aunque el principal es la persona y lo demás es asegurar que no queden más personas (rescatistas) atrapadas”.

El director de PC Estatal mencionó que ya se había llegado a un punto en donde parecía que estaba todo resuelto, “se le puso un arnés en el pecho, porque ya se había descubierto parte del tórax y con un movimiento que se hizo se tapó otra vez hasta el cuello”.

Con información de PP.