COLIMA, Col., 3 de marzo de 2020.- La Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) llevan a cabo una campaña intensiva para prevenir la entrada de la peste porcina africana (PPA) a través del puerto de Manzanillo.

Se dio a conocer que esta campaña se realiza en la totalidad de puertos comerciales del país y aeropuertos.

Como resultado de esta estrategia que se puso en marcha desde finales del año pasado, se han inspeccionado más de mil 600 aviones y dos mil 300 embarcaciones.

Los oficiales del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) colocaron mil 590 tapetes sanitarios, en igual número de aviones provenientes de países afectados, con el objetivo de desinfectar el calzado y ruedas de las maletas durante el descenso de pasajeros.

Se inspeccionaron con métodos no intrusivos, mediante rayos X y más de 30 unidades caninas, 198 mil 927 equipajes de 168 mil 558 pasajeros, de los cuales se retiraron para destrucción más de cinco toneladas de productos pecuarios de riesgo.

Los alimentos fueron colocados en bolsas libres de goteo y biocontenedores especiales para su posterior incineración.

Los oficiales desinfectaron el área de cocinas de los aviones y supervisaron el retiro y destrucción de 38 mil 260 kilogramos de comida sobrante y basura.

OPERATIVOS SANITARIOS

Para el caso de la inspección en puertos, se colocaron dos mil 307 tapetes sanitarios en embarcaciones comerciales en Manzanillo, Colima; Ensenada, Baja California; Acapulco, Guerrero; Ciudad del Carmen, Campeche; Tuxpan, Veracruz; Mazatlán, Sinaloa; Altamira y Tampico, Tamaulipas, y Guaymas, Sonora.

El personal de las Oficinas de Inspección de Sanidad Agropecuaria (OISA) selló mil 320 bodegas de alimentos de embarcaciones que, en cuyo origen o ruta, hayan tocado puerto en alguno de los países afectados por la PPA.

En el caso de cruceros o yates, los oficiales llevaron a cabo inspecciones rutinarias, ya que no se reciben embarcaciones de países afectados. Entre las medidas están la desinfección de basura inorgánica y la supervisión para que no se desembarquen alimentos o desechos.