COLIMA, Col., 24 de abril de 2021.- Humberto Becerra Batista, presidente de la Cámara Nacional de las Industrias Pesquera y Acuícola (Canainpesca), informó que con el compromiso de limpiar los mares de México, recurso natural que nos provee alimento y es fuente de empleo e inversiones, la organización que encabeza, como usuaria de los recursos pesqueros, en alianza con la Iniciativa Ola México trabajan para reducir la contaminación marina a fin de contribuir a mejorar el medio ambiente y en particular el área marítima.

Al respecto, Becerra Batista dijo que el convenio signado con Ola México (Ingeniería en Plásticos Reciclados, S.A. de C.V.) está orientado a trabajar en colaboración con la industria pesquera para reducir el impacto ambiental contaminante generado por las sogas y redes de pesca en desuso, así como la basura que se encuentra en la superficie marina, y el objetivo es que dichos residuos sean reciclados, menciona el comunicado.

Dio a conocer el presidente de Canainpesca que esta iniciativa ha sido muy exitosa pues en la primera etapa de operación se han retirado del mar más de 80 toneladas de desechos plásticos. Y lo más importante –dijo-, es que se está generando o reforzando entre las tripulaciones de los barcos pesqueros la cultura del cuidado de nuestros mares, con el estímulo de un pequeño beneficio económico que cubre Ola México a cambio de los materiales acopiados y que son llevados a la planta recicladora para su procesamiento industrial, en cumplimiento ante las autoridades ambientales de garantizar el destino final de los residuos.

Al respecto el director general de la empresa industrial pesquera Operadora Marítima del Pacífico, Fernando Medrano Freeman, se manifestó a favor de esta iniciativa, pues es muy satisfactorio ver que nuestras redes y cabos en desuso que podamos aportar, pueden ser recicladas para constituir nuevos productos y materiales útiles a la sociedad.

Consideró Fernando Medrano que tanto los industriales del sector pesquero, como los demás sectores (cruceros turísticos, navieros, buques cargueros o artesanales) que viven de actividades marítimas: “tenemos que ser conscientes de lo que hacemos y cómo lo hacemos, en absoluto respeto a nuestro recurso que vive y habita en el mar, así como el respeto que en general le debemos tener a la naturaleza, ya que dependemos de ella”.

Para concluir mencionó que por ser algo positivo «tenemos el deber de extender y propagar este concepto del acopio y reciclaje para que cada vez sean más los compañeros que se sumen a esta tarea de reducir la contaminación marina y contribuir a mejorar el medio ambiente, ya que los mares están en constante riesgo de ser contaminadas por la actividad humana y este es un problema que nos involucra a todos».